Pie Plano en el Adulto

La disfunción del tendón tibial posterior, es uno de los diversos términos para describir una dolorosa deformidad progresiva de pie plano en los adultos. Otras denominaciones pueden ser la insuficiencia del tendón tibial posterior, y el pie plano adquirido por el adulto.

El término pie plano adquirido por el adulto, es el más apropiado porque permite un reconocimiento más amplio de los factores que lo causan, y que no se limitan al tendón tibial posterior, hecho en donde el tendón tibial posterior pierde su funcionalidad y fuerza.

El pie plano adquirido por el adulto es una deformidad sintomática muy dolorosa que resulta de un estiramiento gradual (atenuación) del tendón tibial posterior así como de los ligamentos que sostienen el arco de la planta del pie.

La mayoría de los pies planos no son dolorosos, particularmente aquel pie plano que se observa en los niños. En el pie plano adquirido por el adulto, el dolor se presenta debido a que los tejidos suaves (tendones y ligamentos) han sido rasgados. La deformidad progresa o empeora una vez que los ligamentos y el tendón tibial posterior se pierden, nada puede tomar su lugar para mantener el arco de la planta del pie.

El dolor, progresivo en el pie plano adquirido por el adulto afecta cuatro veces más a las mujeres que a los hombres. Esto sucede a las personas con una edad en promedio de 60 años. La mayor parte de las personas que desarrollan este padecimiento ya tienen el pie plano. El cambio sucede en un pie en el que el arco empieza a aplanarse más que antes, con dolor e inflamación desarrollándose en el interior del tobillo. El porque sucede esto a algunas personas (en mujeres más que en hombres) y solo en un pie, no es completamente entendido. Algunos factores que contribuyen a incrementar el riesgo del pie plano adquirido por el adulto, son la diabetes, la hipertensión y la obesidad. Se piensa que la combinación de los eventos siguientes es la causa del pie plano adquirido por el adulto.

Una persona con el pie plano tiene mayor carga en el tendón tibial posterior que es el principal tendón sosteniendo el arco de la planta del pie. Durante la vida, los años conducirán a disminuir la fuerza de los músculos, tendones y ligamentos. El abastecimiento de sangre a los tendones disminuye con los años al estrecharse las arterias. Los pacientes más pesados, obesos, tienen ejercen mayor peso en el arco del pie y tienen una estreches mayor en las arterias debido a la arterosclerosis. En algunas personas el tendón tibial posterior decae o se rasga. En la mayoría de los casos, esto no sucede repentinamente. Más bien, es un estiramiento lento y gradual seguido por una inflamación y degeneración del tendón. Una vez que el tendón tibial posterior se ha estirado, los ligamentos del arco del pie se estiran y desgarran. Los huesos del arco entonces se mueven de su lugar con el peso del cuerpo empujándolos desde arriba. El pie gira hacia la parte interior del tobillo en un movimiento llamado pronación. El arco se colapsa, y el hueso del talón se inclina hacia adentro. La deformidad puede crecer hasta que el pie literalmente se disloca hacia fuera de debajo de la articulación del tobillo.

Existen tres etapas en los casos del pie plano adquirido por el adulto:

  • Etapa I: Inflamación e hinchazón del tendón tibial posterior alrededor del interior del Tobillo.
  • Etapa II: Se apreciará una deformidad evidente comparando un pie con el otro, a medida que el pie con los síntomas se hace más plano y se continua deformando. Esta deformidad es movible y corregible en esta etapa.
  • Etapa III: El pie degenera en una deformidad rígida de pie plano que ya no es movible y que es muy dolorosa, primariamente en la parte de afuera del tobillo.

Diagnóstico:

El pie plano adquirido en el adulto, secundario a la disfunción del tendón tibial posterior, se puede diagnosticar de muchas maneras. Pero ningún examen es totalmente confiable. El diagnóstico más exacto lo hace un clínico experimentado al observar y tocar el pie y el tobillo. El observar el pie al caminar es el examen más confiable. El pie afectado aparece más doblado al frente y deformado en comparación con el pie sano. Un examen muscular mostrará una perdida de fuerza. Un examen fácil de practicar en el consultorio será simplemente el levantar el pie.

Al paciente se le solicitará que se pare con el peso de todo el cuerpo en el pie con los síntomas de afectación, sin pisar con el otro pie. Después se le solicitará al paciente que se para de puntas con el pie afectado. Si el tendón tibial posterior ha sido atenuado o roto, el paciente no podrá levantar el talón del piso y pararse de puntas. En casos menos graves, el paciente si podrá pararse de puntas, pero se notara que el talón no se invierte como normalmente lo hace cuando nos paramos de puntas.

Los rayos-X pueden ser de gran ayuda pero no son diagnóstico del pie plano adquirido por el adulto. Ambos pies, el que tiene los síntomas y el que no, demostrarán una deformidad bajo los rayos-X. Sin embargo una observación cuidadosa podrá mostrar una mayor gravedad en la deformación del lado afectado.

La imagen de resonancia magnética (MRI) mostrará la herida del tendón y su inflamación, mas no tendrá un 100% de confiabilidad y exactitud. El tecnicismo y la especialización del radiólogo al colocar debidamente el pie bajo el rayo de la MRI son muy importantes para demostrar las algunas veces obscuros resultados de las heridas del tendón alrededor del tobillo. La MRI es cara y no es necesaria en la mayoría de los casos para diagnosticar las lastimaduras del tendón. Ultrasonido también es utilizado para diagnosticar lastimaduras de tendón, pero este examen no se requiere usualmente para un diagnóstico inicial.

Tratamiento:

El pie plano adquirido por el adulto se trata mejor en sus inicios. No existe otro tratamiento casero recomendable que el evitar en forma general, el cargar peso por mucho tiempo en calzado sin suporte adecuado hasta que el paciente pueda ser visto en el consultorio de un especialista en pie y tobillo.

En la Etapa I, la inflamación y lastimaduras del tendón responderán con solo descanso, con protección ambulatoria en un enyesado, así como con terapia anti-inflamatoria. El seguimiento del tratamiento con ortopédicos hechos a la medida y calzado atlético u ortopédico apropiado son muy importantes para mantener la estabilidad del pie y del tobillo una vez que los síntomas iniciales hayan sido aliviados.

Una vez que el tendón se ha estirado, el pie se deformará y se doblará visiblemente hacia el interior del tobillo. Un tratamiento sin cirugía tendrá una oportunidad más baja de éxito. Una inmovilización total por enyesado o una caminadora podrán aliviar los síntomas y frenar el progreso de la deformidad en un porcentaje menor de pacientes. Usualmente, el uso por largo tiempo de un tirante conocido como un ortopédico para pie y tobillo se requerirá para parar el desarrollo de la deformidad sin cirugía.

Un nuevo ortopédico para el tobillo conocido como “Richie Brace” está disponible en un número de laboratorios podriáticos que han demostrado tener éxito en el tratamiento de la segunda etapa de la disfunción tibial posterior en el pie plano adquirido por el adulto. Este es un tirante deportivo conectado a un ortopédico hecho a la medida que encaja muy bien en la mayoría del calzado con agujetas, incluyendo el deportivo. El tirante es ligero y mucho más atractivo cosméticamente que el ortopédico para el tobillo recetado con anterioridad.

En los casos en los que inmovilización con yeso, ortopédicos y la terapia de calzado han fallado, la cirugía es la siguiente alternativa a tomar. La meta tanto de la cirugía así como del tratamiento no quirúrgico, es la eliminación del dolor, el detener la progresión deformidad y mejorar el movimiento del paciente. Existen diversas opiniones en cuanto al mejor tratamiento quirúrgico del pie plano adquirido por el adulto. Los procedimientos comúnmente usados para corregir este estado incluyen la eliminación del tejido dañado del tendón, el traspaso de tendones, la osteotomía (corte y reposicionamiento del hueso) y la fusión de articulaciones (véase corrección quirúrgica del pie plano adquirido por el adulto).

A los pacientes con esta dolencia se les recomienda discutir ampliamente los beneficios y los riesgos de todas las intervenciones quirúrgicas. La mayor parte de los procedimientos tienen una recuperación a largo plazo, por lo que es mandatario que el procedimiento correcto sea utilizado para dar el mejor beneficio duradero. La mayoría de los procedimientos para el pie plano requieren de 6 a 9 semanas de inmovilización con yeso. La fusión de articulaciones requiere 8 semanas de mantener el pie operado sin ningún peso o sea que tendrá que usar muletas por 2 meses.

Por último: Asegúrese que todas las opciones no quirúrgicas ya han sido tomadas en cuenta antes de decidirse por una operación. Sus objetivos primarios con cualquier tratamiento serán el eliminar el dolor y mejorar el movimiento. En muchos casos, con la designación apropiada de ortopédicos o tirante para el tobillo, estas metas pueden ser alcanzadas sin intervención quirúrgica.

Diagnostic Support es una empresa italo/mexicana que opera bajo la marca Piedica®  ofreciendo Tratamientos para Dolor de  Pies, Tobillos, Rodilla, Cadera y Espalda en toda la República Mexicana  con la mejor atención personalizada y con la más alta tecnología.

Somos los únicos en el mercado que obtenemos información del comportamiento biomecánico de los pies de altísima precisión y que se transfieren a un sistema CAD-CAM –Diseño y manufactura por computadora, para  elaborar plantillas ortopédicas y poder normalizar el apoyo del pie.

Si tienes dolor de pies, rodilla o  espalada por problemas biomecánicas y necesitas aliviar el dolor en Diagnostic Support tenemos la solución más adecuada para ti.
Dolores por problemas de diabetes, mucho ejercicio, artritis, pie anciano, deformaciones anatómicas, alteraciones posturales nosotros tenemos la solución.

¡Contáctanos! +52(55)55 70 91 19 glorianewell@piedica.com

Anuncios

4 comentarios

  1. Buenas noches, yo tengo mi pie muy plano, y me da mucha pena por que mi pie parece como si fuera de tamal, quisiera correguir eso por que no es nada estético, quisiera utilizar sandalias o algún zapato abierto por que no puedo.
    Tengo un problema de rodillas, que están hacia adentro, rodillas chuecas, que es lo que me genera el pie plano.
    Que opción podrían darme por que en verdad quisiera remediar eso, ya que me acompleja demasiado.
    Muchisimas gracias

  2. Buenos días, que costo tiene la consulta? y cual es el horario de atención? gracias

    • Hola Gabriel, el costo varía de acuerdo a la zona en la que te encuentres. Contamos con más de 30 centros de diagnóstico, en el siguiente link encuentras domicilios y teléfonos, por favor llama al que más te convenga. Manejamos un horario de 10 am a 6 pm, sin embargo, es necesario que lo consultes con la sucursal que te quede más cerca. http://www.piedica.com/sucursales.html Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: