Dolor en Talón y Planta del Pie

Talón y planta del pie. Dolor y otros síntomas.

El dolor es una de las formas que el organismo posee para expresar un desequilibrio, una desarmonía, una pérdida del orden vital. Cuando una parte del organismo duele es porque hay un trastorno en el funcionamiento de ese organismo; el orden natural tendiente al estado de salud, por alguna razón se ha perdido.

La talalgia es el resultado de un proceso, no se produce porque sí, ni de un día para el otro. Para que una estructura se dañe espontáneamente o, tras un traumatismo o esfuerzo, no termine de repararse naturalmente deben existir condiciones negativas generales previas que favorezcan esa alteración. Es decir el organismo ha perdido su capacidad de reparación natural. Esa alteración se debe a la presencia de campos interferentes.

El hecho de que el dolor se perciba en el talón no significa que el problema esté necesariamente allí. La presencia de un espolón no justifica el dolor. Muchas personas tienen espolón sin padecer dolor. La fascitis o tendinitis son problemas secundarios, no la causa.

El talón, como cualquier otra parte del organismo, no puede ser analizado como un elemento mecánico que funciona independientemente de la persona. Es un elemento vivo y está sometido a todas las influencias positivas y negativas, internas y externas, que recibe esa persona.

Problemas de salud persistentes o recurrentes
Campos interferentes

Los campos interferentes ejercen estímulos fuertes sobre el sistema nervioso y pueden dar lugar al establecimiento de problemas de salud persistentes o recurrentes en cualquier parte del organismo. En la misma persona pueden coexistir varios campos interferentes. La medicina clásica no reconoce su existencia.

Los campos interferentes pueden haberse desarrollado en donde, en algún momento de la vida de la persona, hubo:
> un proceso inflamatorio o infeccioso: amígdalas (faringitis, anginas, difteria, mononucleosis, escarlatina); adenoides; senos de la cara (sinusitis); oídos (otitis); sistema nervioso central (meningitis, encefalitis); hígado (hepatitis); vesícula; páncreas; pulmón; bronquios; estómago; intestino; apéndice; riñón; vejiga (cistitis); próstata; pene (venéreas); ovarios; útero; vagina (infecciones); abscesos; úlceras; etc.
> una cicatriz por cirugía o herida en piel, mucosa, músculo, víscera, tendón o hueso (fractura).
> un traumatismo (golpe, caída, agresión física)
> problemas odontológicos: cicatrices de extracciones; una pieza desvitalizada (conducto); compromiso de la pulpa dentaria (nervio) por un arreglo profundo; granuloma; infecciones óseas residuales; quistes; odontomas; procesos inflamatorios o infecciosos presentes o pasados: periodontitis, bolsas gingivales; piezas en posición anómala, retenidas, semi-retenidas, desplazadas o inclinadas; muelas de juicio sanas sin espacio propio o en contacto con el canal del nervio mandibular; piezas embrionarias; restos de raíces; piezas utilizadas como pilares de puentes; metales (implantes, pernos, amalgamas, ganchos, prótesis); endodoncias con sobreobturación del material de relleno que irritan el hueso subyacente; ortodoncia en adultos y trastornos oclusivos (mordida).
> la memoria corporal de una carga afectiva, emocional o daño psicológico (estrés, pérdida, abuso sexual, tortura, etc.).
> un cuerpo extraño (metal, vidrio, hilo de sutura, talco de los guantes, etc.).

Una vez eliminados los estímulos nocivos provenientes de campos interferentes, las funciones corporales recuperan su normalidad y el organismo inicia su proceso de curación. Muchas veces los cambios son rápidos.

Nuestra tarea es encontrar el origen de la irritación del sistema nervioso y resolverla. El organismo se encargará de su propia curación.

Tratamiento

El tratamiento debería estar dirigido a la causa y no a la consecuencia; tanto los calmantes como los relajantes musculares, la kinesiología y la cirugía tratan la consecuencia. El uso prolongado de analgésicos-antiinflamatorios puede ser causa de importantes efectos tóxicos.

La Medicina para la Autoorganización mediante terapia neural, modulación neuromuscular y odontología neurofocal permite resolver la causa.

Fuente: http://www.dolor-pain.com

Piedica® es una empresa italo/mexicana que ofrece Tratamientos para Dolor de Pies, Tobillos, Rodilla, Cadera y Espalda en toda la República Mexicana con la mejor atención personalizada y con la más alta tecnología.
Somos los únicos en el mercado que obtenemos información del comportamiento biomecánico de los pies de altísima precisión y que se transfieren a un sistema CAD-CAM –Diseño y manufactura por computadora, para elaborar plantillas ortopédicas y poder normalizar el apoyo del pie. Si tienes dolor de pies, rodilla o espalada por problemas biomecánicas y necesitas aliviar el dolor en Piedica® tenemos la solución más adecuada para ti.
Dolores por problemas de diabetes, mucho ejercicio, artritis, pie anciano, deformaciones anatómicas, alteraciones posturales nosotros tenemos la solución.¡Contáctanos! +52(55)55 70 91 19 glorianewell@piedica.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: