Artrosis: Un mal de tacones, deportistas y adultos mayores.

La artrosis también denominada osteoartritis es una enfermedad producida por el desgaste del cartílago, es el tejido que protege los extremos de los huesos y favorece a los movimientos de las articulaciones. Cuando el cartílago se rompe o se desgasta provoca que los huesos se muevan el uno contra el otro generando fricción, dolor e hinchazón así como pérdida de movimiento.

Este padecimiento lo sufren con mayor frecuencia las personas adultas sobre todo los de 45 años para arriba presentándose en mujeres a edad más temprana y que predomina en las rodillas y manos usualmente, a diferencia del hombre que puede predominar en la cadera.

El origen del padecimiento es desconocido aunque si existen ciertas características que dan paso a esta afección como la obesidad, que cuadriplica el riesgo de padecer artrosis.

Los síntomas se presentan con el dolor en las articulaciones después de realizar ejercicio o algún esfuerzo físico y se pueden presentar diversos tipos de problemas.

Si las rodillas se ponen rígidas, hinchadas, doloridas, el caminar se vuelve difícil, subir escaleras, sentarse y levantarse son síntomas de la artrosis, es indispensable acudir inmediatamente al médico, ya que de no hacerlo se puede llegar a una discapacidad denominada gonartrosis. Cabe destacar que este problema se da en muchas ocasiones por el uso prolongado de tacones afectando además los pies.

En la cadera la artrosis también es una incapacidad grave y el dolor va de la cadera a las ingles, en la parte interior de los muslos o en las rodillas, este padecimiento se conoce como coxartrosis.

La espina dorsal también es resultado de dolor en el cuello y espalda baja, generando debilidad y adormecimiento en los brazos o en las piernas, así como deterioro funcional. Dicho padecimiento tiene el nombre de lumboartrosis o cervicoartrosis.

Entre las medidas preventivas que debemos llevar a cabo se encuentran:

-Mantener un peso estable y normal

-Realizar actividad física moderada

-Ejercitar articulación afectada

-Habituarse a tener una postura correcta

-Uso de bastones y muletas para reducir el esfuerzo y preservar la articulación

-Uso adecuado de tacones no mayores a cuatro centímetros

-Una buena alimentación aporta vitaminas A, C y E, consumo de verduras, hortalizas, frutos secos, vitamina D, ácidos grasos omega 3.

Para tener una vida saludable es mejor fomentar la prevención y en caso de tener síntomas relacionados a este padecimiento acude inmediatamente al especialista, no permitas que esta afección te quite movimientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: