De queso a menta

Desodorante casero para pies, una solución muy práctica para ti

Sentía vergüenza cada vez que llegaba el momento de quitarme el par de zapatos que me acompañaba durante todo el día, semanas y largas jornadas de trabajo. Cuando alguien más estaba en la sala o compartía habitación conmigo porque se quedaban en casa después de alguna fiesta y las visitas no podían regresar a su hogar.

Recuerdo que en la infancia, mis padres solían decirme que olía a queso. Era algo divertido que entre reacciones sonrojadas y risas tímidas, tomaba un tanto a broma, hasta que el olor comenzó a aumentar. Busqué en farmacias y entre las opiniones de las personas y un buen día, un par de hojas de menta me salvaron…

Utilizar zapatos cerrados durante todo el día, por semanas completas o no cambiar el calzado en mucho tiempo, puede generar mal olor en los pies. Este es un problema muy común entre las personas, ya que los zapatos cerrados provocan sudoración y la falta de ventilación generan el surgimiento de bacterias que suelen alimentarse de células muertas; en conjunto con el ambiente húmedo y de calor dentro de los zapatos, surgen brotan hongos acompañados de mal olor.

Lejos de las farmacias y los productos que muchas personas recomiendan y suelen representar un gasto a la economía familiar, existe la opción de crear un desodorante para pies casero muy sencillo de hacer. Todos los ingredientes que se utilizan, además de ser naturales, tienen como propiedades el ser astringentes.

Para realizar esta receta es necesario:

-500 ml a 1 lit de agua
-1/2 taza de bicarbonato de sodio
-1/2 taza de hojas de menta
-7 gotitas de aceite de árbol de té

Manos a la obra

Pon a calentar el agua hasta que hierva, entonces vacía las hojas de venta y cubre con una tapa de cristal. Deja reposar durante media hora y cuela para que sólo te quedes con el líquido.
En un recipiente donde quepan tus pies, vierte la infusión y mezcla con el bicarbonato y el aceite de árbol de té. Mete tus pies y déjalos reposar entre 15 y 20 minutos. Una vez que saques tus pies, es indispensable que los seques muy bien, pues la humedad promueve hongos y bacterias.

Un desodorante casero, sólo reducirá el mal olor de los pies y ayudará a disminuir la cantidad de bacterias, sin embargo, es muy importante ser constantes en el cuidado de los pies y evitar a toda costa que los hongos invadan y se desarrollen más ya que a la larga, la situación puede complicarse hasta requerir un tratamiento médico especializado.
#CuidaTusPasos y siempre ten presente que son los cimientos de todo tu cuerpo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: