Yo no quería, pero se me encarnó en la piel

Las uñas de nuestros pies cumplen la función de proteger la piel sensible debajo de ellas y uno de los problemas más comunes que se presentan, además de algunos hongos o bacterias, son las uñas encarnadas. Esto ocurre, cuando el borde de la uña se entierra en la piel del dedo de la uña y comienza a causar mucho dolor al caminar, enrojecimiento, inflamación y con un mal cuidado, infecciones que requieran de antibióticos y tratamiento severo.

La cusa puede ser el mal uso de calzado muy ajustado, pues este, ejerce mayor presión sobre los dedos al caminar. Otra de las causas, radica en la mala higiene de los pies o la incorrecta forma de recortar las uñas. Lo más común, es que el dedo gordo sufra mayores afecciones que los demás, no obstante, estos no se encuentran excluidos de las uñas encarnadas.

Suele pasar que algunas personas tienen de nacimiento uñas gruesas o encorvadas y en estos casos, se debe tener mayor y puntual cuidado al hacer un pedicure.

Existen algunas pruebas y exámenes que demuestran el crecimiento de la piel sobre o por debajo de la uña o presencia de hongos que generen pus. Es necesario consultar a un experto cuando no puedas recortar la uña, el dolor sea muy fuerte o genere otro síntomas como fiebre.

La afección se complica si eres una persona que padece diabetes o tiene problemas circulatorios, ya que la piel es mucho más sensible al uso de instrumentos para recortar y tratar las uñas. Si tu problema no es tan grave, sigue los siguientes pasos para olvidarte de las molestas uñas encarnadas.

Toma nota :

1.-Deja tus pies sobre agua caliente entre 15 y 20 minutos
2.-Al salir de la tina con agua caliente, masajea suavemente sobre la piel inflamada.
3.-Utiliza un pequeño algodón con alcohol o antiséptico para eliminar cualquier rastro de bacterias, tanto en tus uñas como en el cortauñas.
4.-Recorta las uñas del pie de manera recta e intenta sacar “los cuernitos que se queden encarnados”
Si hay sangrado o dolor, es recomendable visitar a un experto para que haga el trabajo por ti y utilice algunos medicamentos inyectados para adormecer o desinflamar.

Se recomienda utilizar sandalias 1 o 2 días después para que puedan ventilarse tus pies y evitar fricciones con los zapatos, pues recordemos que la piel queda muy sensible. #CuidaTusPasos y ten presente que la salud de los pies, también incluye las uñas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: