¡Cuidado con los dedos en garra! Te decimos qué son, cómo se producen y cuál es la solución

Los dedos en garra son una deformidad que se generan en los dedos de las manos o pies. Este padecimiento se produce porque la articulación denominada metarso-falángica se estira de manera excesiva, lo que lleva a que las articulaciones de la parte media y extrema se flexionen, asemejándose así a los dedos de los animales, de ahí su nombre. Esta malformación genera aún mas problemas, pues los dedos están más expuestos a sufrir callosidades y lesiones más severas por el uso de calzado inadecuado que seguirá presionando y lastimando a los dedos.

Algunos padecimientos suelen aparecer por genética o lesiones en nervios o músculos que tengan que ver con las extremidades, artritis, enfermedades inflamatorias, cambios en los tejidos tras un accidente, parálisis cerebrales, etcétera, y en su mayoría el “dedo martillo” se presenta por el uso de calzado inadecuado, pues muchos presionan la punta de los pies, lo que provoca que los tendones y músculos que mantienen rectos a los dedos se atrofien, esto también lo provoca el uso excesivo de tacones demasiado altos, el tener los pies planos, pies cavos, principalmente.

Es ideal que protejamos esta parte de nuestro cuerpo tan importante, ya que al no ofrecerles un cuidado especial nosotros mismos nos estamos provocando el daño, ya que existen masajes, ejercicios, la consciencia de utilizar calzado adecuado y por supuesto nuestras plantillas Piédica. Si el cuidado de los pies lo realizamos a tiempo no tendremos padecimiento alguno, aunque cabe mencionar que a partir de los 40 años es cuando más surgen problemas de este tipo, y sobre todo en las mujeres por la causa ya mencionada anteriormente.

Es necesario que siempre observes tus pies, pues en este caso, los síntomas son desapercibidos ya que los dedos se desvían de manera lenta y progresiva, y que a simple vista sí se notan simplemente no estamos interesados en “observar”, y menos si no existir dolor, pues hasta que aparecen los callos es cuando volteamos a ver nuestros pies, esto es señal de que algo anda mal, un pie saludable no debe tener callos, úlceras, nada raro, y lamentablemente cuando existe ya durezas el problema está un poco avanzado, pues inicia el dolor y la limitación al desarrollar actividades comunes como caminar, manejar, etcétera, pero sigue siendo una señal que pasa desapercibida porque no damos la atención adecuada para ir con un médico y tratar a tiempo este problema, ya hasta que se ve la completa deformación de los dedos.

Existen tratamientos para frenar los dedos en garra más no para desaparecer la malformación, la única forma de acabar con el padecimiento avanzado es la cirugía, por este motivo es necesario cuidar los pies a tiempo y entre las medidas para hacerlo se encuentran nuestras plantillas Piédica, el utilizar el calzado cómodo que alivien la presión de los dedos y ejercicios específicos que ejercita los músculos de los pies que se han comenzado a atrofiar.

Recuerda lo ideal es proteger los pies desde pequeños y así se podrá continuar con este hábito, no se trata sólo de tener pies bonitos sino saludables.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: